CÓMO CUIDAR TU TRAJE

  1. ¡La temporada de fiestas está a la vuelta de la esquina! Pero antes de que le des la bienvenida con un nuevo vestuario, considera la opción de hacerte con un traje. Completo o por piezas, puedes utilizarlo para cualquier evento presente en tu calendario. En esta guía te ofreceremos algunos consejos útiles acerca de los cuidados que requiere.

  1. LIMPIA TU TRAJE EN SECO EN TU HOGAR

    La limpieza en seco es un método agresivo y reducirá la vida útil tanto de los trajes como de las batas para hombre. Hazlo solo cuando sea absolutamente necesario. Dicho esto, la mayoría de las marcas se pueden tratar simplemente con agua y una toalla suave. Asegúrate de tratarlas inmediatamente y borra más que frota. Para las camisas, sustituye el agua por detergente y lávalas a 30 °C.

    CUIDADOS GENERALES

    Tu traje necesita respirar después de un uso prolongado o unas pocas horas en, por ejemplo, un bar lleno de gente. Cuélgalo en una habitación bien ventilada durante al menos un día. Las fibras liberarán los olores persistentes y recobrarán su forma original. Para obtener los mejores resultados posibles, hazte con un cepillo para tejidos con cerdas suaves y cepilla ligeramente después de cada uso.

    COLGADO

    Probablemente, ya sabes que debes colgar tu traje. No obstante, no debes utilizar perchas de alambre. En su lugar, utiliza perchas de plástico o madera con la zona de los hombros moldeada para mantener la forma de la americana. Y deja el espacio suficiente en el armario para que tu traje no se arrugue y esté listo para el siguiente uso.

ELIMINACIÓN DE ARRUGAS

Plancha con cuidado, colocando un paño blanco sobre el tejido. No obstante, es mejor usar una plancha de vapor. Si no tienes una, pero sí una ducha o una bañera (que creemos que sí), no todo está perdido. Solo tienes que colgar el traje en un baño cerrado y lleno de vapor. En situaciones extremas, llévalo a un establecimiento de limpieza. Ahora ya estás listo para tener un traje. Consíguelo aquí.