¿POR QUÉ DESTIÑEN LOS VAQUEROS?

Los vaqueros azules no serían azules si no utilizásemos un ingrediente clave: el tinte azul añil. ¿Y qué es el azul añil? Bueno, a menudo, nos referimos al azul añil como un «color con vida propia», y el hecho de que los vaqueros tintados en este color destiñan con el paso del tiempo es la característica más distintiva que diferencia al denim del resto de los tejidos. Pero, ¿cuál es el motivo de esto? ¿Por qué seguimos fabricando y vistiendo prendas que pierden color de forma deliberada?

El motivo técnico de la capacidad de desteñido del denim tintado en azul añil es bastante simple. A diferencia de otros tintes, el azul añil no penetra en el núcleo del hilo. Al utilizar el denim y sufrir abrasión, el color azul añil va desapareciendo poco a poco, y se hace más visible el núcleo blanco. Y ese es el motivo por el que, de repente, tendrás unos vaqueros con un color muy diferente.

Durante miles de años, el añil natural se ha extraído de las plantas. La producción del tinte es cara y el proceso de tintado es difícil de controlar. En 1897, se empezó a producir una versión sintetizada y mucho más barata del tinte azul añil. Pero la fórmula del azul añil sintetizado no se obtuvo de la noche a la mañana. Sus orígenes datan de 1865, cuando el químico alemán y ganador del Premio Nobel, Adolf von Baeyer, empezó a trabajar en la fórmula. Según indica la Wikipedia, en 2002 se produjeron 17 000 toneladas de azul añil sintético en todo el mundo. Para que te hagas una idea de lo que supone esta cantidad, un par de vaqueros azules necesita entre 3 y 12 gramos de añil para ser azules.